viernes, 12 de noviembre de 2010

La Fundación José María de Jaime estrena como sede en Infantes la casa de su mentor


El acto de inauguración incluyó la entrega del premio de 2.500 euros a Pedro R. Moya, director de la campaña arqueológica de Jamila.

El pasado sábado se inauguraba la Fundación José María de Jaime, con la presencia de personalidades de la vida social y cultural vinculadas a Villanueva de los Infantes y a la comarca del Campo de Montiel. Esta institución tiene como finalidad contribuir a elevar los niveles de educación, cultivar los valores de generosidad, elevar el nivel de tolerancia, solidaridad y civismo y promover todo lo que signifique I+D. «Su propósito es el desarrollo cultural y social, alejado de localismos, que hagan de ésta una institución emblemática en la comarca», manifestó José Ramón Rodríguez Bustamante, secretario de la misma.
La Fundación está regida por un patronato compuesto por nueve miembros pertenecientes a diferentes ámbitos, presididos por el alcalde de la localidad, Gabino Marco, además del secretario, que cuenta con voz pero sin voto.
La sede de la Fundación ha sido ubicada en la casa señorial en la que vivió su mentor, sita en la calle Rey Juan Carlos, número 32, cuyas dependencias han sido remodeladas en parte para albergar un salón de actos, así como salas de exposiciones y una pequeña biblioteca que se ha empezado a crear y que «pretende ser un núcleo de sabiduría sobre el Campo de Montiel».
En su corta andadura la entidad «se ha convertido en un motor cultural que ha dotado a Infantes de un nuevo punto de atracción dentro del ámbito de la cultura y la investigación», señaló Rodríguez Bustamante. Entre sus aportaciones más importantes, destacó el responsable el premio de 2.500 euros que se concede a proyectos desarrollados por personas e instituciones de la localidad cuyo principal objetivo sea el fomento de la cultura, en el más amplio sentido del término.
En su primera edición se han presentado proyectos de literatura, pintura y arqueología, siendo el galardón para Pedro R. Moya Maleno, como director de la campaña arqueológica llevada a cabo en Jamila durante 2010. «Este proyecto viene a reconocer el empeño y el progreso de una iniciativa arqueológica que está en marcha desde hace tres décadas», afirmó Moya. En cuanto al dinero, dijo que «se va a emplear en comprar más material y aparatos técnicos, así como en la realización de pruebas que nos permitan seguir profundizando en el estudio del yacimiento».
Aunque la calidad de los trabajos presentados ha sido muy alta, la Fundación decidió conceder este premio «por ser éste el proyecto más completo, por sus fines altruistas, ya que es un trabajo en beneficio del pueblo».


No hay comentarios: